Queso frito con mermelada

Receta de queso frito con mermelada

Fácil de preparar, este sabrosísimo snack de queso frito con mermelada sólo nos llevará unos minutos y un poco de mimo. Dulce y salado en un sólo bocado.

¿Quieres ver los ingredientes para Queso frito con mermelada?

Descubre los ingredientes para hacer Queso frito con mermelada pinchando aquí:

¿Cómo hacer queso frito con mermelada?

1

Para que el queso frito con mermelada quede bien, lo primero que tenemos que hacer es cortarlo en porciones regulares, del tamaño aproximado de una ficha de dominó, pero con un grosor mayor.

2

Rebozamos cada trozo de queso en la maicena, luego en huevo batido y finalmente en pan rallado. Volvemos a repetir cada paso con cada porción de queso que queremos freír. De esta forma, al hacer un rebozado doble, el queso frito quedará consistente y resistirá la temperatura del aceite sin que se nos desparrame el interior.

3

Una vez rebozado, ponemos una sartén al fuego con abundante aceite, dejamos que se ponga bien caliente. En el momento de añadir el queso, bajaremos la temperatura del aceite. Echaremos los trocitos de queso, volteándolos sin parar, para que se frían por todos lados y no se peguen entre ellos. Un minutillo de fritura será más que suficiente, o bien hasta que los veamos bien dorados.

4

Sacamos las porciones de queso frito de la sartén, y los colocamos en papel de cocina para evitar exceso de aceite. Luego, pasaremos el queso frito a un plato acompañado de la mermelada que hayamos elegido para mojar como si se tratara de un dip.

5

Foto orientativa: thefoodplace.co.uk

Nota del autor:

No he indicado las cantidades en los ingredientes, porque depende de la cantidad de queso frito con mermelada que queramos hacer en cada ocasión.

Si queréis que el queso frito no se deforme, una vez rebozado podéis congelarlo, para luego freirlo empanado pero congelado. Pero cuidado, porque al echarlo puede saltar el aceite.

Otras búsquedas relacionadas con "Queso frito con mermelada"